Categorías
Actualidad Baja Visión Medicina

UN NUEVO DISPOSITIVO IMPRIMIBLE PODRÍA DEVOLVER LA VISIÓN A LOS CIEGOS

imagen dispositivoUn investigador de la Universidad de Sidney está desarrollando un nuevo dispositivo imprimible que actúa como una retina y que podría devolver la visión a los ciegos.

El Dr. Matthew Griffith, del Centro Australiano de Microscopía y Microanálisis y de la Escuela de Ingeniería Aeroespacial, Mecánica y Mecatrónica, ha creado un dispositivo eléctrico a partir de semiconductores multicolores a base de carbono -que utiliza la luz absorbida para activar las neuronas que transmiten señales de los ojos al cerebro, actuando como una retina artificial para quienes han perdido esta capacidad.

La retina es la fina capa de tejido que recubre la parte posterior del ojo y cuya función es recibir la luz, convertirla en señales neuronales y enviarlas al cerebro para su procesamiento.

En todo el mundo, el número de personas que viven con problemas de visión es de al menos 2.200 millones. Nuestra investigación pretende ofrecer una solución biomédica a quienes sufren ceguera por retinosis pigmentaria y degeneración macular asociada a la edad (DMAE), siendo la segunda una de las principales causas de ceguera en el mundo” dijo el Dr. Matthew Griffith, del Centro Australiano de Microscopía y Microanálisis y Escuela de Ingeniería Aeroespacial, Mecánica y Mecatrónica.

El Dr. Griffith espera aplicar con el tiempo esta tecnología, un tipo de interfaz neuronal, para restablecer la función sensorial de los lesionados de la médula espinal y para tratar a personas con enfermedades neurodegenerativas. Una interfaz neuronal es un dispositivo que interactúa con el sistema nervioso de un individuo para registrar o estimular su actividad.

“Entre otras funciones, las neuronas son las conductoras de señales del cuerpo. La falta de un enlace neuronal, que puede ser causada, por ejemplo, por una lesión de la médula espinal, puede causar graves problemas. También puede ser incapacitante si las neuronas fallan: esto puede causar ceguera y sordera, así como enfermedades como el Parkinson y la epilepsia, para las que no hay cura”, dijo.

“Las interfaces neuronales pueden salvar esta brecha neuronal o, en caso de fallo de encendido, reprogramar las neuronas”.

El dispositivo del Dr. Griffith puede imprimirse con el mismo método de bajo coste que la impresión de periódicos, con una prensa de alta velocidad de rollo a rollo.

“Se están desarrollando de forma intensiva tecnologías similares, aunque nuestro dispositivo difiere en que está hecho de carbono, el mismo componente básico que las células humanas”, dijo el Dr. Griffith.

“Otros dispositivos tienden a ser rígidos y suelen estar hechos de silicio o metal, lo que puede presentar problemas de integración con el cuerpo humano, que es blando y flexible. Nuestro dispositivo orgánico está diseñado teniendo en cuenta este problema”.

El Dr. Griffith ha recibido una beca Ideas del NHMRC para seguir trabajando en el proyecto junto con colegas de la Universidad de Sydney y neurobiólogos de la Universidad de Newcastle.

CÓMO FUNCIONARÁ EL DISPOSITIVO

Está previsto que el dispositivo se imprima en superficies blandas y flexibles a partir de tintas a base de agua que contengan factores de crecimiento nervioso y que, a continuación, un cirujano lo introduzca en la retina de un paciente.

Una vez que las neuronas correspondientes se reconecten a él, la retina recuperará la funcionalidad perdida al ser estimulada con luz. En esta fase, el Dr. Griffith y su equipo han realizado experimentos con neuronas de la médula espinal y los ojos de ratones.

Los primeros experimentos examinaron el crecimiento de las células neuronales de los ratones sobre los semiconductores en una placa de Petri, tras lo cual se comprobó la actividad eléctrica de las neuronas.

“Estas células no sólo sobrevivieron, sino que crecieron y mantuvieron la funcionalidad neuronal”, dijo el Dr. Griffith.

“El siguiente paso es controlar dónde crecen, imprimiendo nanopatrones. Así, en el futuro, podremos dirigirlas para que crezcan en lugares específicos del cuerpo, como la médula espinal o la retina”.

EN QUÉ SE DIFERENCIA DE OTRAS TECNOLOGÍAS SIMILARES DE RESTAURACIÓN DE LA VISIÓN

Las tecnologías similares intentan replicar tanto el ojo como el cerebro en un esfuerzo por restaurar la visión. Sin embargo, este método requiere un enfoque más sofisticado.

“Los pacientes recuperan algo de visión, lo que sin duda cambia la vida de los que no tienen visión. Sin embargo, no es lo que usted o yo consideraríamos una visión de alta precisión. El estado actual de la técnica produce formas grandes y borrosas en blanco y negro”, explica el Dr. Griffith.

Otra diferencia clave es que el dispositivo del Dr. Griffith no necesita electricidad, sino que se alimenta internamente de la luz del mundo exterior.

“Si tiene éxito, nuestro dispositivo nos ayudará a resolver uno de los grandes retos científicos del siglo XXI: la comunicación con la red sensorial del cuerpo humano. Esperamos conseguirlo utilizando únicamente la luz, lo que abre unas perspectivas realmente apasionantes para el futuro de la tecnología bioelectrónica”.

Imagen: El Dr. Matthew Griffith investiga en el Centro Australiano de Microscopía y Análisis, dirigido por la profesora Julie Cairney, Vicerrectora de Investigación, Empresa y Compromiso. Crédito: Universidad de Sídney.

Fuente oficial de la noticia: https://www.macula-retina.es/un-nuevo-dispositivo-imprimible-podria-devolver-la-vision-a-los-ciegos/?fbclid=IwAR0HkKTr2G6VJ1GhqPOSPFMDPK0bvUc9kNHiyOHRnd7vnsD_N_WZYugeBNg

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *