Categorías
Accesibilidad Tecnología Tiflotecnología

Investigadores australianos crean un filtro infrarrojo que te permite ver en la oscuridad.

gafas-de-vision-nocturna-portadaA lo largo de los últimos meses, sobre todo desde el anuncio de las innovadoras Apple Vision Pro, no han parado de llegar al mercado diferentes tipos de gafas inteligentes como las Xiaomi MIJIA Smart Audio Glasses, unas gafas que esconden unos auriculares Bluetooth y que cuestan menos de 60 euros al cambio o las Solos AirGo Vision, un dispositivo que integra Gemini de Google y GPT-4o de OpenAI en unas gafas tradicionales.

Pero, mientras los fabricantes estudian como lanzar al mercado nuevos productos con funciones inteligentes, hay estudios que intentan averiguar cómo potenciar las capacidades de las gafas convencionales y una buena prueba de ello es que un grupo de investigadores ha conseguido crear una tecnología que capaz de convertir tus gafas en unas gafas de visión nocturna.

Los investigadores del TMOS, el Centro de Excelencia ARC para Sistemas Metaópticos Transformativos de Australia, Laura Valencia Molina, Rocio Camacho Morales, Jihua Zhang, Roland Schiek, Isabelle Staude, Andrey A. Sukhorukov y Dragomir N. Neshev han publicado recientemente un estudio en la revista Advanced Materials en el que explican que han conseguido fabricar un filtro infrarrojo que convierte unas gafas convencionales en unas gafas de visión nocturna.

Tal como detallan en la citada publicación, este revolucionario filtro ha sido fabricado utilizando una tecnología de conversión ascendente basada en metasuperficies, un material ultrafino que puede captar la luz infrarroja y la luz visible al mismo tiempo. Esto permite que este filtro sea más delgado que un trozo de film transparente y pese menos de un gramo, algo que permitiría colocarlo en unas gafas comunes sin que estas apenas aumenten su peso.

Este filtro infrarrojo está equipado con una tecnología de conversión ascendente basada en metasuperficies gracias a la cual los fotones pasan a través de una única metasuperficie resonante donde se mezclan con un haz de bombeo.

Asimismo, esta metasuperficie resonante mejora la energía de los fotones, convirtiéndolos en un espectro de luz visible sin necesidad de conversión de electrones y además funciona a temperatura ambiente, prescindiendo así de los sistemas de refrigeración voluminosos y pesados de las clásicas gafas de visión nocturna.

Obviamente, esta tecnología todavía tardará unos años en llegar a los primeros dispositivos, pero, una vez que lo haga, será posible tener unas gafas «normales» con las cuales vas a poder ver tanto de día como de noche.

Puedes leer la noticia al completo en la fuente oficial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

11 + 15 =