Categorías
Actualidad Baja Visión Tecnología

Los cajeros automáticos tendrán que ser más accesibles.

cajero-accesibleSacar dinero del cajero de un banco es una actividad cotidiana para cualquier básica. Tan habitual y tan necesaria como pagar en efectivo, pues la inmensa mayoría de la gente que usa billetes en sus transacciones comerciales lo hace después de haber sacado ese dinero de un cajero automático. La normativa obliga a que estos espacios cuenten con plenas garantías de accesibilidad para las personas con algún tipo de discapacidad y en 2025 esas medidas tendrán que ser aún mayores.

Por ley, los bancos tienen que colocar sus cajeros automáticos de tal forma que no invadan itinerarios peatonales y no tengan elementos salientes en altura para que las personas con discapacidad puedan utilizarlos. De hecho, el Gobierno aprobó el pasado mes de mayo una nueva ley que obligará a los bancos a garantizar a las personas con discapacidad la accesibilidad a sus cajeros automáticos para mediados de 2025.

La legislación actual garantiza la accesibilidad universal de los cajeros automáticos a las personas con discapacidad. La ley general de 2013 sobre derechos de las personas con discapacidad reconoce el acceso en igualdad de condiciones a estas personas para que ejerzan sus derechos económicos en «espacios públicos urbanizados, infraestructuras y edificaciones». Sin embargo, una norma anterior de 2007, específica para proteger “las condiciones básicas de accesibilidad y no discriminación de las personas con discapacidad para el acceso y utilización de los espacios públicos urbanizados y edificaciones”, ya indicaba que «se garantizará a las personas con discapacidad el acceso a los cajeros automáticos  instalados en los espacios públicos o accesibles desde ellos».

La nueva legislación va más allá y obligará a las entidades bancarias a ofrecer un servicio en sus cajeros en «más de un canal sensorial» y «métodos alternativos de comunicación».

Los bancos no tendrán la obligación de adaptar toda su infraestructura, a pesar de lo que dice la normativa. La ley explica que cuando el coste de esta transición suponga «una carga desproporcionada», los bancos quedarán exentos de realizar esta transformación. Eso sí, quienes se acojan a la exención deberán justificar el motivo a las autoridades responsables.

Fuente oficial: https://www.20minutos.es/noticia/5168435/0/los-bancos-deben-cumplir-requisitos-especificos-para-que-sus-cajeros-automaticos-sean-accesibles/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

11 − siete =