Categorías
Baja Visión Noticias

La barrera más importante es la incomprensión de la sociedad

Las 900.000 personas que padecen visión baja se encuentran en un «limbo social» porque carecen de ayudas adecuadas.

«La sociedad nos rechaza porque no vemos bien, pero no podemos acceder a los servicios de la ONCE porque vemos demasiado. Estamos en un limbo social». Así resume Andrés Mayor, presidente de Acción Visión España, la situación que sufren unas 900.000 personas que viven con visión baja. Padecen las consecuencias en todos los ámbitos de su vida, no son capaces de reconocer a las personas ni de identificar los objetos que les rodean, y esto, además, les impide leer, escribir o utilizar cualquier dispositivo electrónico.

-¿En qué consiste la baja visión?

-La baja visión es aquel grado de discapacidad visual que limita la ejecución de las tareas de la vida cotidiana. Este problema no puede ser corregido con gafas o lentes de contacto, ni tratamiento médico ni quirúrgico. A este colectivo pertenecen las personas que tienen una reducción de su campo visual entre el 30% y el 10%. La baja visión es un grado menor que la ceguera y hay dos parámetros que la miden: la agudeza visual y el campo visual. La agudeza visual es nuestra capacidad para ver nítido, para realizar tareas con detalle como reconocer a nuestros seres queridos, leer documentos o reconocer objetos. Y el campo visual es nuestra capacidad de reconocer las cosas que nos rodean y que nos permiten relacionarnos con el entorno sin dificultad.

-¿A qué edad suele aparecer?

-Puede aparecer en el mismo momento del nacimiento o en edades adultas.

-¿Cómo afecta esta enfermedad al día a día de una persona?

-Afecta a casi todas las tareas cotidianas: tomar el autobús para ir al trabajo, leer, escribir o revisar el móvil.

-Muchas barreras.

-Pero la más importante es la incomprensión de la sociedad. La gente piensa que ves bien y sin embargo tienes dificultades para leer, caminar, reconocer espacios, personas… Te llevas por delante cualquier objeto, incluso a personas que vienen frente a ti y la gente piensa que eres un maleducado. Uno de los principales retos es aceptar tu condición y aprovechar en cada momento tu visión supliendo su pérdida con herramientas tanto técnicas como sociales. Se trata de aprender a hacer las cosas de otra manera.

-¿Cómo cree que se podría prevenir la ceguera?

-Es importante realizar un diagnóstico precoz (cribados neonatales, diagnósticos genéticos, cribados poblacionales…). Después está el acceso a tratamientos de una forma ágil y continuada evitando esperas que suponen pérdidas visuales y realizando un correcto seguimiento de los pacientes. Es importante apostar por la rehabilitación visual en el Sistema Nacional de Salud, para conseguir aprovechar nuestro resto visual el máximo tiempo posible. Y también apoyar la investigación en el campo de la visión y realizar campañas de sensibilización. Además, Acción Visión España, junto con el Foro Español de Pacientes y Novartis, estamos impulsando un plan estatal de prevención de la ceguera evitable. Ya lo señalaba el informe Objetivo DMAE (Impacto Psicosocial de la Degeneración Macular Asociada a la Edad) tras dos años de trabajo de un grupo multidisciplinar.

-¿Qué planes se están siguiendo para movilizar recursos e intentar así ayudar a las personas que padecen discapacidad visual?

-Pretendemos que el ministerio lidere una estrategia nacional de prevención de la ceguera y que haya un consenso en el Consejo Interterritorial de Salud con todas las comunidades autónomas para que se puedan tomar medidas efectivas que lleguen a las familias afectadas.

Fuente oficial:  https://www.eldiariomontanes.es/sociedad/barrera-importante-incomprension-20210829131453-ntrc.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × tres =