Categorías
Actualidad

Una tecnología para detectar personas con y sin mascarilla

 

El Grupo de Investigación Consolidado Computer Vision and Machine Learning de la Universitat de Barcelona (UB) ha desarrollado una tecnología innovadora que permite detectar a las personas con y sin mascarilla. Su nombre, LogMask. Esta no es su única función: los investigadores señalan que también sirve para el control de aforos, un servicio clave en esta nueva normalidad a la que nos acercamos por la obligación de limitar la capacidad de establecimientos y locales.

Esta solución ha sido desarrollada por un equipo compuesto por ingenieros informáticos y de telecomunicaciones y por matemáticos y profesionales en digitalización de empresas y organismos públicos, según informa el centro educativo catalán.

Inteligencia artificial

Esta tecnología, basada en técnicas de inteligencia artificial, deep learning (aprendizaje profundo) y datos masivos, funciona en distintas condiciones de iluminación, en espacios abiertos y en cerrados, con independencia de la cantidad de gente. Para conseguirlo, emplea un algoritmo cuya eficacia alcanza actualmente una precisión superior al 95%.

«La tecnología de aprendizaje profundo permite a un ordenador aprender a distinguir de forma automática características basadas en imágenes, personas con o sin mascarilla en este caso, habiéndole enseñado miles o millones de imágenes», explica Petia Radeva, catedrática del departamento de Matemáticas e Informática de la UB y líder del equipo de investigadores.

Gestión y control

El sistema se puede gestionar por una web de acceso restringido: el usuario controlará múltiples entornos simultáneamente y recibe alertas que pueden registrarse automáticamente si encuentra fallos en el entorno que vigila.

También permite controlar el aforo de espacios cerrados, avisando al visitante en tiempo real si lleva mascarilla o no, y notificando el recuento de personas. Esto último permitrá dar acceso o no a cualquiera al recinto. Los parámetros se adaptan en función de los metros cuadrados del espacio acotado y de la diferente fase de desconfinamiento en que nos encontremos.

Para leer la entrada original, entra en este enlace.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *